Excursión

Desde la organización de JIA2016 se ha programado una excursión dentro de la jornadas en la que visitaremos los yacimientos y cuevas con arte rupestre prehistórico ubicadas en el municipio de Ramales de la Victoria, a unos 60 km de la capital cántabra.

Durante el sábado 11 de junio están programas las siguientes visitas:

turismo de cantabria_covalanasLa cueva de Covalanas: popularmente conocida como “la cueva de las ciervas rojas”, se localiza en la ladera noreste del Monte Pando, encima de la cavidad de El Mirón. Fue descubierta en 1903, convirtiéndose en la segunda cavidad con arte paleolítico descubierta en la cornisa cantábrica tras Altamira (1879). Sus dimensiones son reducidas, presenta dos galerías que comparten una zona de abrigo exterior. Una de sus galerías, situada a la derecha del abrigo, alberga pinturas rupestres paleolíticas. Hay un total de dieciocho ciervas, un ciervo, un caballo, un uro, una posible figura de tipo híbrido y tres signos rectangulares, además de pequeños puntos y líneas que se disponen en frisos. Predomina el trazado mediante contorno punteado, realizado con los dedos. Su cronología, difícil de fijar de manera absoluta, parece situarse en el Solutrense, en torno a los 20.000 a.C.

Cueva de El Haza: Cavidad con ocupación Paleolítica, donde se ha hallado industria lítica y turismodecantabria_la haza copiapinturas rojas fechadas en cronología antigua. La cueva alberga un interesante conjunto de pinturas rojas, con representaciones de animales (cabra, caballo, reno, cierva, etc) y de signos de tipo cuadrangular rellenos de líneas y algunas manchas. El encuadre cronológico de las pinturas se corresponde con el Gravetiense avanzado –  Solutrense.

Cueva de La Luz: Cavidad de pequeñas dimensiones, que presenta grabados profundos con figuras acéfalas de cronología antigua.

La cueva de la Cullalvera es una cavidad de grandes dimensiones, con una impresionante boca de entrada que asciende hasta casi los 20 metros de altitud y que se encuentra rodeado por un frondoso encinar cantábrico de gran valor ecológico. El vestíbulo de la cueva fue habitada durante el Paleolítico Superior, pero el valor añadido de la cueva se encuentra entre los 600 y los 1200 metros de profundidad, lugar en el que se encuentran unas de las manifestaciones de arte parietal realizadas a más profundidad del mundo, y que datan del Magdaleniense Medio/Superior (13.500 BP). Lamentablemente, el arte rupestre de esta cavidad no es visitable a día de hoy debido a que la cueva cuenta con un sistema kárstico activo con fuertes corrientes de agua en su interior.

La cueva de El Mirón, a escasos metros de la de Covalanas, es una cavidad de unos 20 metros de altura y 130 m de desarrollo, que estuvo habitada desde el Paleolítico medio hasta la Edad del Bronce, y contiene, un importante depósito arqueológico. Fue descubierta en 1903, bocamiron04pero las investigaciones arqueológicas sistemáticas no se iniciaron hasta 1996, dirigidas por Lawrence G. Straus (Universidad de Nuevo Mexico) y Manuel R. González-Morales (Universidad de Cantabria).

Durante las excavaciones del 2010, fueron hallados los restos humanos del que sería el primer enterramiento de época Magdaleniense de la Península Ibérica. La fosa, que contiene los restos óseos de una mujer de entre 35 y 40 años, está situada al fondo de la cueva, en un pequeño espacio entre la pared y un bloque desprendido del techo que contiene diversos grabados que podrían ser coetáneos al enterramiento. La coloración roja que presentan los huesos y el sedimento en el que reposan, sugieren la utilización del ocre como parte del ritual de inhumación, y de ahí el nombre con el que se ha bautizado a estos restos: Dama Roja.

Información: Cultura de Cantabria