¿Qué son las JIA?

Los encuentros de Jóvenes en Investigación Arqueológica (JIA) son eventos científico que  tienen como objetivo fomentar la discusión, el contacto y la puesta al día en las investigaciones entre aquellas personas que nos dedicamos a la arqueología y aún no hemos leído la Tesis Doctoral. El debate en Arqueología es, por tanto, el eje ideológico y estructural de las JIA como marca el Decálogo redactado en 2009.

Las primeras jornadas se desarrollaron en el año 2008 en Madrid y fueron un gran éxito en tanto representaron un espacio de acción y debate para los y las jóvenes que trabajan dentro de esta disciplina en la península ibérica. Desde aquel primer encuentro, y como un proyecto itinerante, las JIA vio continuidad en sucesivas reuniones anuales celebradas en Madrid (2009) , Barcelona (2010), Faro (2011), Santiago (2012), Barcelona (2013), Vitoria (2014) y Lisboa (2015). La gran acogida que tuvieron todas estas ediciones son una muestra de la importancia que conlleva la existencia de un evento de esta índole para la joven investigación arqueológica.

Actualmente, las JIA son la única propuesta de reunión científica arqueológica surgida desde los jóvenes investigadores e investigadoras en Arqueología y dirigida a este colectivo con un formato de amplio debate. Ésta cuenta con un alto contenido no sólo científico, sino también de formación y conocimiento mutuo de la investigación que se lleva a cabo en la Península Ibérica y otras regiones. Precisamente, los principales puntales de la propuesta son, en primer lugar, un formato que potencia y fomenta el debate; en segundo lugar, el intercambio de ideas y opiniones; y finalmente, las restricciones de participación que facilitan el acceso a la presentación y divulgación de una serie de grupos que quedan excluidos de otras actividades científicas.

Las JIA pues, representa un doble espacio. Por un lado es un espacio científico para la presentación, debate y divulgación de nuestras (jóvenes) investigaciones con el fin de potenciar su calidad científica. Por otro, un espacio de cuestionamiento y de crítica, de deconstrucción y desnaturalización de lo que viene dado; de aquello que parece simple y “natural” y, en cambio, se construye bajo parámetros complejos y determinantes. Creemos que, más que nunca, una crítica en este sentido es necesaria para ofrecer respuestas sociales desde la Arqueología como ciencia social.

Deja un comentario